Webmail  Español  Inglés  Alemán

LOS PRÉSTAMOS BANCARIOS A FAMILIAS Y EMPRESAS ASCENDIÓ A 465.100 MILLONES DE EUROS EN 2018

  11/02/2019 - El importe de préstamos de 465.100 millones de euros, concedidos en 2018, supone un crecimiento del 9,03%, respecto a los concedidos en 2017, cuya cifra fue 426.614 millones. El dedicado al préstamo hipotecario ascendió a 44.381millones.

El saldo en stock se redujo, en concreto, un 3,48%, desde los 1,05 billones que las entidades financieras tenían prestado a particulares y sociedades a finales de año 2017 hasta casi 1,02 billones de euros.

La cartera que se reparte la banca no ha dejado de disminuir desde la crisis financiera, produciéndose desde entonces una reducción en el número de entidades.

La situación difiere, sin embargo, por tipo de préstamo y el mismo Banco de España ha augurado en uno de sus últimos informes que las empresas ya están poniendo fin a su proceso de desendeudamiento y están volviendo a pedir recursos, aunque en gran parte lo hacen con emisiones de deuda en los mercados y no directamente del grifo bancario.

El nuevo préstamo a compañías aumentó un 7,88% el pasado año, con 365.738 millones concedidos; pero su saldo vivo descendió un 6,64% al ser mayor el volumen del repago de la deuda.

Algo parecido continúa ocurriendo en las hipotecas, cuya concesión ascendió a 44.381 millones de euros y creció un 13,26% interanual. Su saldo aún cae un 1,27% en el año, aunque va cerrándose el gap y contrasta muy favorablemente con disminuciones del 6 y 5% de ejercicios previos.

El segmento con evolución positiva tanto en la nueva concesión como en la cartera de negocio viva es el crédito al consumo.

 El nuevo préstamo se disparó un 17,71% y ascendió a 34.596 millones; lo que hizo que el stock financiado en este tipo de productos creciese un 4,16%.

Se trata de un tipo de crédito sobre el que el Banco de España lleva meses alertando tras advertir que ya está sufriendo un repunte de la morosidad y ante el temor de que se haya relajado las condiciones de concesión.

La propia banca reconoció en la última encuesta sobre demanda y oferta de financiación dirigida por el Banco Central Europeo (BCE) que ha moderado su concesión al apreciar un deterioro en la solvencia de la demanda.

Dicho estudio, que el Banco de España fabrica en versión nacional con las respuestas de las entidades españolas, pronostica que en 2019, por vez primera desde el año 2012, volverán a endurecerse las condiciones de concesión precisamente ante el riesgo de un auge en los impagos en todas la tipologías de financiación: al consumo, hipotecario y para empresas.

realestatepress