Webmail  Español  Inglés  Alemán

LA BANCA VUELVE A APOSTAR POR EL MERCADO INMOBILIARIO

  04/02/2019 - El inmobiliario ha dejado de ser palabra maldita entre los banqueros. Una vez realizado el desagŘe de los llamados activos tˇxicos de sus balances, vuelven a mirar al mercado inmobiliario como potencial generador de beneficios para su negocio, dada la buena marcha del mismo.

Este cambio de actitud se refiere tanto a las hipotecas que financian las compras de viviendas, como a nuevos créditos a promotores. En 2018, los bancos concedieron nuevos préstamos para la compra de vivienda por valor de 44.000 millones de euros, el máximo desde 2010, según los últimos datos del Banco de España. Y la previsión de los banqueros es que aumente en 2019.

"Se está dando una evolución positiva, pero nada que ver con los números de los picos que nadie desea que regresen, no estamos nada cercanos a una burbuja", explicó José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, una de las entidades que más fuerte está apostando por el ladrillo. José Antonio Álvarez, CEO del Santander es de la misma opinión.

Bankia, tras obtener la autorización para volver a financiar al sector promotor en 2018, prestó 400 millones para nuevos proyectos, especialmente a los residenciales, para este año quiere llegar a 1.000 millones. En cuanto a la concesión de hipotecas, concedió casi 3.000 millones, lo que le da una cuota de mercado del 6,5%, y pretende llegar al 10%.

Donde las entidades financieras se mantienen firmes es en mantener los filtros de control de riesgos, puesto que todavía tienen los dedos quemados e los errores cometidos en la precrisis.

Se necesita financiación para quienes adquieran el importante número de activos, pisos y suelos en desarrollo, que los fondos extranjeros han ido comprando en los últimos dos años. Según un estudio de Oliver Wyman, estos inversores han comprado desde que estalló la crisis créditos morosos y adjudicados de los bancos por valor de más de 150.000 millones, muchos de los cuales tienen que rentabilizarse pronto.

Desde el Banco Sabadell esperan que el saldo neto de hipotecas, nuevas concesiones menos amortizaciones, se estabilice en 2019 tras casi una década de contracción, debido a los nuevos créditos, en el que se avecina fuerte competencia entre entidades.

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, expuso ante los analistas que "Seguimos viendo tendencias positivas y vamos a seguir siendo un competidor fuerte". CaixaBank aumentó en un 9% la concesión de nuevas hipotecas en 2018. Liberbank las aumentó un 25% y Bankinter aumentó su saldo neto, en 600 millones.

realestatepress

  Envíe esta noticia a un amigo

Su nombre

E-mail amigo